Procesos de secado

Dependiendo de la aplicación y del tipo de producto, ofrecemos nuestras materias primas con  diferentes procesos de secado. Respondiendo siempre a las necesidades individuales de nuestros clientes.

Deshidratación (secado por aire)

El secado al aire es un método de secado muy común, ya que los productos naturales secados al aire se utilizan en la mayoría de las áreas de producción de alimentos. No solo se caracterizan por una buena relación precio-rendimiento, sino que también tienen un fuerte aroma, buena estabilidad y excelentes propiedades de almacenamiento y procesamiento.

Para los alimentos hay dos métodos diferentes de secado por aire:

Secado al Sol

En muchos países con luz solar intensa y baja humedad relativa, la materia prima se seca tradicionalmente directamente al aire libre. Las materias primas naturales se colocan en un terreno abierto durante varios días y se vuelven repetidamente al sol durante este tiempo. Las materias primas son naturalmente privadas de agua y reducen en gran medida su contenido de agua. La proporción de humedad residual varía según el tipo de producto y la solicitud del cliente. El secado al sol es un proceso natural simple y rentable que se usa habitualmente en hierbas mediterráneas, especias y frutas secas.

Deshidratación Industrial

A diferencia del secado al sol, la deshidratación industrial con secadores de cinta o  de bandeja es más fácil de controlar. En este proceso automatizado, la humedad se elimina de manera uniforme mediante el suministro controlado de aire caliente. De esta manera, las materias primas naturales se conservan por años sin necesidad de conservantes.

La liofilización

Si valoras la apariencia, el sabor y la porosidad, los ingredientes naturales liofilizados son definitivamente la mejor opción para ti. La liofilización es un método mediante el cual las materias primas naturales pueden conservarse muy suavemente sin la adición de conservantes. El proceso no solo protege el color y la estructura celular de los productos, sino que también garantiza que el contenido y los aromas se conserven mejor, esto a diferencia de los métodos de secado convencionales. Por esta razón, las materias primas liofilizadas tienen un sabor tan aromático como los productos frescos y se pueden rehidratar fácilmente.

Pero, ¿cómo funciona la liofilización?

La liofilización es un proceso técnico para eliminar el agua. Las materias primas frescas se congelan inmediatamente después del lavado y luego entran en una cámara de vacío. Bajo la influencia de una presión negativa de menos de 6 mbar, el agua congelada se convierte en vapor, lo que se denomina como sublimación.  Por lo tanto, las materias primas liofilizadas tienen un alto rendimiento utilizando poca cantidad en la aplicación. 

Secado al tambor

Para productos pastosos o purés, se usa el proceso de secado al tambor. Aquí, uno usa un cilindro (tambor) giratorio calentado desde su interior, sobre el cual se aplica el producto como una película delgada. El contenido de agua evapora en pocos minutos, luego los productos secos se sacan del cilindro (tambor).

Sitemap